Una de cada tres mujeres de más de 50 años padece osteoporosis

El primer relevamiento realizado en el país, y el más representativo hasta ahora, revela que el 35% de las mayores de 50 tienen osteoporosis. Y esa pérdida de la densidad mineral ósea causa 34.000 fracturas por año que se pueden evitar con un mejor acceso a los estudios diagnósticos y la información sobre cómo evitarlas.

la osteoporosis, que tiene una relación directa con la edad, es una enfermedad que hoy se puede prevenir y tratar. Si seguimos así, sin hacer nada, estimamos que 63.000 mujeres y más de 13.000 hombres sufrirán una fractura de cadera por osteoporosis cada año para 2050″, declaró el profesor doctor José Zanchetta, director científico de la oficina regional de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF).

Las cifras surgen de una combinación de seis estudios locales, cuyos datos se presentaron ayer. Uno de ellos, sobre 4000 mujeres, de entre 50 y 89 años (mil mujeres para cada decenio), y una proyección de los resultados a la cantidad de población de riesgo. Eso revela una tasa anual de fracturas de cadera de 488 por cada 100.000 habitantes de más de 50 años. “Eso es como decir que hay 90 de esas fracturas por día”, precisó.

Y mientras que la mayoría de las fracturas ocurren a los 82 en las mujeres, en los hombres se adelanta a los 79 años. Sólo una de cada cuatro mujeres llega a la post-menopausia con un nivel de densidad ósea normal, según se comprobó mediante la realización de una densitometría (estudio que, según la edad y el índice de masa corporal, ayuda a conocer el estado de salud óseo).

Pero eso no es todo. El Estudio Latinoamericano de Osteoporosis Vertebral, en el que participó la Argentina con más de 400 pacientes, registró que un 16,2% de las mujeres que pasaron la menopausia sufrieron una fractura vertebral y no lo saben. Eso, traducido en la población, alcanza a unas 807.000 mujeres.

Los dos principales factores de riesgo fueron haber tenido alguna fractura previa y haber perdido altura. Las mujeres que hacían ejercicio tenían un 27% menos de riesgo de tener una fractura vertebral. “Los huesos más sensibles son los de la columna -indicó Zanchetta-. Cuando una persona sufre una fractura de vértebra, las de arriba van transmitiendo el peso de manera irregular y eso aumenta el riesgo de sufrir más fracturas.” El 40% de quienes sufren una fractura de cadera ya habían tenido otras fracturas.

Por eso, a medida que pasan los años, los especialistas aconsejan usar calzado con suela antideslizante y taco ancho para tener un buen apoyo, consultar al médico si se sienten mareos o pérdida de la estabilidad y, además de consumir alimentos ricos en calcio (principalmente los lácteos) varios días a la semana, hacer ejercicio para mejorar el equilibrio y la fuerza.

La exposición al sol, como la que se obtiene al caminar 30 minutos alrededor de la plaza durante la mañana, ayuda a producir vitamina D, una hormona que es la principal responsable de que el intestino pueda absorber el calcio que se ingiere a través de los alimentos. “No consumir productos lácteos a partir de los 65 años es un factor de riesgo de debilitamiento óseo”, aseguró el especialista. La cantidad aconsejada es de 1 gramo de calcio por día, que se debe consumir a lo largo del día. Eso equivale a 1 litro de leche o a 150 gramos de queso o 2 yogures.

“Prevenir la osteoporosis es posible y costo-efectivo -dijo Zanchetta-. El diagnóstico temprano y el tratamiento indicado evitan las fracturas. En un paciente con osteoporosis, reducen un 50-75% el riesgo de nuevas fracturas.”

Fuente: www.lanacion.com.ar

El primer relevamiento realizado en el país, y el más representativo hasta ahora, revela que el 35% de las mayores de 50 tienen osteoporosis. Y esa pérdida de la densidad mineral ósea causa 34.000 fracturas por año que se pueden evitar con un mejor acceso a los estudios diagnósticos y la información sobre cómo evitarlas.

la osteoporosis, que tiene una relación directa con la edad, es una enfermedad que hoy se puede prevenir y tratar. Si seguimos así, sin hacer nada, estimamos que 63.000 mujeres y más de 13.000 hombres sufrirán una fractura de cadera por osteoporosis cada año para 2050″, declaró el profesor doctor José Zanchetta, director científico de la oficina regional de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF).

Las cifras surgen de una combinación de seis estudios locales, cuyos datos se presentaron ayer. Uno de ellos, sobre 4000 mujeres, de entre 50 y 89 años (mil mujeres para cada decenio), y una proyección de los resultados a la cantidad de población de riesgo. Eso revela una tasa anual de fracturas de cadera de 488 por cada 100.000 habitantes de más de 50 años. “Eso es como decir que hay 90 de esas fracturas por día”, precisó.

Y mientras que la mayoría de las fracturas ocurren a los 82 en las mujeres, en los hombres se adelanta a los 79 años. Sólo una de cada cuatro mujeres llega a la post-menopausia con un nivel de densidad ósea normal, según se comprobó mediante la realización de una densitometría (estudio que, según la edad y el índice de masa corporal, ayuda a conocer el estado de salud óseo).

Pero eso no es todo. El Estudio Latinoamericano de Osteoporosis Vertebral, en el que participó la Argentina con más de 400 pacientes, registró que un 16,2% de las mujeres que pasaron la menopausia sufrieron una fractura vertebral y no lo saben. Eso, traducido en la población, alcanza a unas 807.000 mujeres.

Los dos principales factores de riesgo fueron haber tenido alguna fractura previa y haber perdido altura. Las mujeres que hacían ejercicio tenían un 27% menos de riesgo de tener una fractura vertebral. “Los huesos más sensibles son los de la columna -indicó Zanchetta-. Cuando una persona sufre una fractura de vértebra, las de arriba van transmitiendo el peso de manera irregular y eso aumenta el riesgo de sufrir más fracturas.” El 40% de quienes sufren una fractura de cadera ya habían tenido otras fracturas.

Por eso, a medida que pasan los años, los especialistas aconsejan usar calzado con suela antideslizante y taco ancho para tener un buen apoyo, consultar al médico si se sienten mareos o pérdida de la estabilidad y, además de consumir alimentos ricos en calcio (principalmente los lácteos) varios días a la semana, hacer ejercicio para mejorar el equilibrio y la fuerza.

La exposición al sol, como la que se obtiene al caminar 30 minutos alrededor de la plaza durante la mañana, ayuda a producir vitamina D, una hormona que es la principal responsable de que el intestino pueda absorber el calcio que se ingiere a través de los alimentos. “No consumir productos lácteos a partir de los 65 años es un factor de riesgo de debilitamiento óseo”, aseguró el especialista. La cantidad aconsejada es de 1 gramo de calcio por día, que se debe consumir a lo largo del día. Eso equivale a 1 litro de leche o a 150 gramos de queso o 2 yogures.

“Prevenir la osteoporosis es posible y costo-efectivo -dijo Zanchetta-. El diagnóstico temprano y el tratamiento indicado evitan las fracturas. En un paciente con osteoporosis, reducen un 50-75% el riesgo de nuevas fracturas.”

Fuente: www.lanacion.com.ar